La tercera película de nuestra serie de re-imaginaciones contemporáneas de la obra de Shakespeare es una adaptación de la escena segunda del acto primero de Julio César. En esta escena se recrea la planeación del asesinato de Julio César por parte de Bruto y sus conspiradores.

La película fue dirigida por Pedro Martín-Calero y cuenta con la actuación de Mark Stanley (conocido por sus papeles en Game of Thrones y Dickensian) como Bruto y Tony Osoba como Julio César. La película se rodó en Treasury Bowl y en varias locaciones de la Oficina de Relaciones Exteriores de la Commonwealth (Foreign and Commonwealth office). El salón de piso de mármol donde se sienta Bruto es Durbar Court.

Sobre la colección de películas Shakespeare Lives

Este año el British Council ha encargado una serie de películas que usen como inspiración las obras de Shakespeare como parte de Shakespeare Lives 2016, un programa global sin precedentes que celebra la obra de William Shakespeare y su influencia en la cultura, la educación y la sociedad en el cuadrigentésimo aniversario de su muerte.

Vea también

Enlaces externos